QUIÉNES SOMOS

Presentación

Presentación

Bienvenidos a nuestro portal. Somos la Asociación de Colegios Ignacianos (ACI), miembros de la Red Educacional Ignaciana de Chile y parte de una red educativa internacional –FLACSI- que busca formar hombres y mujeres desde el amor a Dios para el servicio del prójimo en nuestra sociedad. Nos conformamos en 11 colegios en Chile, diez de ellos Particulares Pagados y uno Particular Subvencionado. Acompañamos a más de 13.000 estudiantes, presentes en cuatro regiones del país, desde Puerto Montt hasta Antofagasta.

Somos parte de la Iglesia y desde nuestra fe vivida en el camino de la experiencia espiritual de San Ignacio de Loyola, aspiramos a formar personas conscientes, compasivas, competentes y comprometidas. Soñamos con estudiantes y educadores que enfrenten su vida como misión, con sentido y profundidad, inspirados y ayudados por beatos como San Alberto Hurtado.

 

Como Asociación de Colegios Ignacianos:

Queremos que nuestros centros encuentren en el Proyecto Educativo REI su inspiración y que impulsen una renovada propuesta pedagógica y educativa sustentada en la experiencia espiritual ignaciana.

Queremos que la Asociación permita la constitución de un cuerpo con sentido  apostólico, de servicio público, que potencie los esfuerzos para una mayor y mejor formación y perfeccionamiento de los estudiantes, profesores, administrativos y directivos de los colegios.

Queremos que los educadores de los centros educativos, estén comprometidos con la misión apostólica de los colegios y trabajen multidisciplinariamente constituidos como grupos y comunidades para intercambiar experiencias y así enriquecer la labor diaria del compromiso pedagógico.

Queremos que nuestros educadores descubran la Espiritualidad Ignaciana y encuentren en ella la experiencia que llene de sentido la vocación profesional que han adoptado para sus vidas.

Queremos que nuestros estudiantes logren los aprendizajes exigidos para nuestro tiempo, y con ello tener mayores herramientas para aportar a la construcción de una sociedad justa y solidaria.

Queremos que se desarrolle la reflexión e implementación de las intuiciones pedagógicas ignacianas en el quehacer de los colegios.

Queremos generar sinergias, potenciar el permanente intercambio de  experiencias, conocimientos, innovaciones y recursos que apoyen el logro de la mejor calidad de las instituciones, en coherencia con el Proyecto Educativo REI.

P. Guillermo Baranda Ferrán S.J.

Compañía de Jesús
Provincia de Chile
Tel: (56-02) 28387510
Lord Cochrane 110
Santiago

Plan de Trabajo

Plan de Trabajo

Para alcanzar los sueños formulados en nuestro Proyecto Educativo, hemos establecido desde el año 2009 un Sistema de Responsabilización por los Aprendizajes Integrales que implica un conjunto de acciones integradas que contribuyen a implementar de manera real el Proyecto Educativo, y al mismo tiempo, reunir evidencias para evaluar el logro de éste y apoyar desde ellos los procesos de mejoramiento que se lleven a cabo a través de:

  1. La definición de los aprendizajes integrales a través de la elaboración y uso  compartido de un Mapa de Aprendizajes para  la  Formación Integral (MAFI).
  2. La elaboración de una propuesta curricular por colegio a través de la formulación de un Proyecto Pedagógico.
  3. La implementación de un Sistema de Evaluación para los aprendizajes integrales.

 

Además, la Compañía de Jesús en función de orientar sus acciones apostólicas, y teniendo en consideración la realidad de nuestra sociedad y los retos que implica para la Iglesia y su misión, ha desarrollado el plan apostólico 2011-2020: “Darlo Todo, colaborando en la Misión de Cristo”, donde se nos proponen tres prioridades para trabajar transversalmente en las obras que compartimos la espiritualidad ignaciana: Inclusión, Juventud y Colaboración.

 

Sabiendo que las necesidades son muchas y diversas, nos ha parecido pertinente establecer algunas prioridades de acuerdo a este plan, que nos permitan tener foco y nos orienten para desarrollar nuestra misión a través del Sistema de Responsabilización que se venía implementando. Es por ello que en nuestra planificación estratégica ACI 2012-2016 hemos levantado las temáticas más relevantes y prioritarias, proyectándonos en el futuro.
El nuevo plan de trabajo, es un instrumento sencillo y claro que orienta la gestión de los  procesos fundamentales que nos hemos impuesto como Asociación:  


  1. Moción

    Teniendo en consideración las prioridades del Plan Apostólico de la Provincia Chilena de la Compañía de Jesús (Inclusión, Juventud y Colaboración) y el contexto de la educación en Chile, la Asociación de Colegios Ignacianos busca “ofrecer una formación integral de calidad a niños, niñas, jóvenes y personas adultas, a través de comunidades educativas que vivan la sociedad justa y solidaria que queremos construir, que aporten para mejorar la educación nacional y que colaboren con la misión evangelizadora de la Iglesia” (Proyecto Educativo nº 39).

     

    Prioridades Objetivos
    Calidad y equidad de los aprendizajes – Implementar el Sistema de Responsabilización por los Aprendizajes Integrales.

    – Implementar el sistema de calidad en la gestión FLACSI (SICAGE).

    Formación de educadores – Desarrollar un itinerario de formación de educadores en colaboración con otras obras de la Compañía de Jesús.

    – Colaborar en la formación docente más allá de nuestras instituciones.

    Inclusión – Desarrollar procesos de integración social.

    – Generar prácticas inclusivas en los colegios de la Asociación.


  2. Calidad y Equidad de los Aprendizajes

    Lograr ofrecer una educación integral de calidad, que desarrolle en los estudiantes las competencias necesarias que les permitan seguir a Cristo, desenvolverse eficazmente en nuestra sociedad y contribuir a la construcción de un mundo más justo y solidario, requiere de un abordaje sistémico de la gestión de las áreas Académicas, Pastoral, Orientación y Familia. Para caminar en red hacia el logro de dichas metas, se definen algunas estrategias de trabajo:

    1.- Diseño e implementación de la propuesta curricular –Proyecto Pedagógico o Propuesta de Formación.

    2.- Instalación de prácticas pedagógicas innovadoras y de calidad.

    3.- Monitoreo y acompañamiento del Sistema de Responsabilización.

    4.- Elaboración e implementación del sistema de evaluación de aprendizajes.

    5.-  Aplicación del Sistema de calidad en la gestión escolar (SICAGE).

    Estas estrategias son desarrolladas por los homólogos y con la colaboración de distintas obras, tanto de la Compañía de Jesús como del ámbito educativo (Universidad Alberto Hurtado, Centro de Espiritualidad Ignaciana, MIDE UC, entre otras). Las instancias de coordinación permanente de la red son las siguientes:

     

    – Comisión Proyecto Pedagógico

    – Reuniones de homólogos: asambleas, jornadas de trabajo, reuniones mensuales, coloquios (rectores/as, directores/as Académicos, directores/as de Pastoral, coordinadores Orientación, Familia, Coeducación y de Ciclos (inicial hasta educación media), Scouts).

     

    – Comunidades de Aprendizaje: Religión (ACI), Lenguaje (REI), Acompañamiento (REI) y Formación (ACI).

    – Trabajo por colegio: revisar las propuestas curriculares y rediseñarlas en función de nuestro Proyecto Educativo y de los aprendizajes integrales (modificar las propuestas desde actividades con objetivos a experiencias formativas con aprendizajes integrales y evaluación).

     

    – Evaluación: aplicación inventarios MAFI (MIDE UC) que miden aprendizajes de las tres dimensiones del MAFI (socioafectiva, cognitiva y religiosa-espiritual), bianualmente, en todos los colegios asociados. Talleres MIDE UC para la elaboración de instrumentos de evaluación para los aprendizajes integrales y discusión sobre los resultados de los inventarios MAFI en reuniones de homólogos y por colegio.
    – Elaboración de documentos de trabajo: “Orientaciones y estrategias para un diseño curricular que promueva la formación integral”,  “Orientaciones para la elaboración del Proyecto Pedagógico”, “Elaboración proyecto pedagógico: experiencia colegio Padre Hurtado y Juanita de los Andes”, “Criterios orientadores para la Convivencia Escolar que promueva la formación integral”, “Criterios para reflexionar sobre la alianza Familia-Escuela a la luz del Proyecto Pedagógico”, y “Caracterización y misión de la Pastoral de un colegio ignaciano y jesuita”.


  3. Formación de Educadores

    La formación permanente de un educador y educadora ignaciana va más allá de las experiencias formativas que enriquecen su desarrollo personal y profesional, requiere un proceso permanente de discernimiento y acompañamiento para adaptarse a los desafíos constantes que presenta nuestra época y desplegar su vocación de amor y servicio a los demás. El Proyecto Educativo de la Red Educacional Ignaciana propone para el desarrollo del educador discerniente considerar “las dimensiones de Formación Personal y Espiritual, Formación Sociopolítica y Formación Profesional” (Proyecto Educativo n° 147). Estas dimensiones abarcan a toda la persona y no necesitan realizarse secuencialmente.

     

    Para desarrollar un itinerario de formación de educadores en colaboración con otras obras de la Compañía de Jesús se realizan las siguientes estrategias de trabajo:

    – Definición competencias fundamentales de un/a educador/a ignaciano/a (interioridad, acompañamiento, desarrollo profesional, didáctica y ciudadanía).

    – Ordenamiento de la oferta de formación existente en etapas (iniciación, profundización y elección).

    – Oferta anual de experiencias (inducción, EE, taller para acompañantes de Ejercicios Espirituales, comunidades de aprendizaje, Amar es Servir, curso directivos nuevos, encuentro Nutramkan de interculturalidad).


  4. Inclusión

    Se espera que los estudiantes de nuestros colegios sean ejemplo vivo de la espiritualidad y tradición pedagógica ignaciana tanto en sus comunidades educativas como en el contexto secundario nacional. “La persona nueva, esos niños, niñas y jóvenes que se educan en nuestros centros educativos, han de ser hombres y mujeres conscientes, capaces de trascender, agentes de cambio y protagonistas de su circunstancia.” (Proyecto Educativo nº 36). Para ello, el asegurar experiencias formativas en las que los estudiantes se puedan encontrar, conocer y compartir sus anhelos y desafíos más profundos inspirados en el seguimiento de Cristo y la Espiritualidad Ignaciana, se hace imprescindible para nuestra Red.

     

    Ofrecemos diversas actividades a los estudiantes de nuestros colegios, organizadas tanto por obras nacionales como internacionales (Red Educacional Ignaciana, Red Juvenil Ignaciana, CVX, Red Argentino Uruguaya de Colegios Ignacianos, Asociación de Colegios Jesuitas de Colombia,  entre otras). Se pretende que dichas experiencias sean coherentes y estén en concordancia con la propuesta Pedagógica Ignaciana, el Proyecto Educativo y el Mapa de Aprendizajes para la Formación Integral, por lo tanto, se espera ofrecer instancias de formación que consideren a la persona del estudiante en su totalidad.

     

    Entre estas experiencias, se encuentran los Encuentros de Centros de Estudiantes, camino al Magis, Ejercicios Espirituales, Encuentros de Liderazgo, Misiones y Trabajos Sociales, con  énfasis en los siguientes ámbitos de formación:

     

    – Contribuir al sentido de Red a través de la integración social de nuestros estudiantes, dar espacios de formación en Liderazgo y otorgar experiencias de configuración identitaria en torno a la Espiritualidad Ignaciana.

     

    – Ser un aporte a la formación integral que reciben nuestros estudiantes en sus comunidades educativas, posibilitando experiencias personales y comunitarias de formación basadas en los lineamientos propuestos por nuestro Proyecto Educativo y el Plan Apostólico.
    – Colaborar en la formación en liderazgo y compromiso socio-político.


  5. Amar es Servir

    Con el propósito de que los educadores y educadoras construyan un horizonte de sentido para su existencia personal y social, y asuman un rol como acompañantes en los procesos de formación de sus estudiantes, experimentando y reflexionando junto a otros, la red ofrece desde el año 2007 el programa Amar es Servir.

     

    Este programa está dirigido a educadores de los 25 colegios de la Red Educacional Ignaciana y se desarrolla en diversas etapas a lo largo de la carrera del educador. Hasta la fecha han participado más de 600 personas, quienes dan cuenta que este programa les permite desarrollar su interioridad en un ambiente de acogida y contención, encantarse y/o re-encontrarse con la espiritualidad ignaciana y el sentido de la pedagogía, y reconocer la interrelación que existe entre sus dimensiones personales, profesionales y espirituales. Además, desarrolla el sentido de pertenencia y compromiso con una red más amplia y diversa de colegios.

     

    Su objetivo es afectar la vida de la persona que hay detrás de cada educador, porque creemos que es la experiencia de vida, la que imprime su modo de ser (por lo mismo, es la experiencia de vida la que hay que afectar si se buscan alcanzar cambios profundos). Está diseñado de modo de otorgar espacios apropiados donde poder “sentir y gustar” (experimentar, reflexionar y discernir) la vida personal y profesional bajo la luz de los principios de la espiritualidad y pedagogía ignaciana.
    El programa está diseñado en función de los principales hitos de la vida de San Ignacio en cuatro semanas presenciales, que llevan por nombre Loyola, Manresa, París y Roma. Estas etapas están pensadas en una dinámica de progresión (que van desde el cambio de mirada hasta la profunda consagración al servicio del Señor en la Iglesia).