30 diciembre, 2011

Presentación etapa París Amar es Servir

Los formadores y formadoras de nuestros colegios han ido haciendo, en paralelo a la vida de Ignacio, su propia ruta de formación personal en el programa Amar es Servir.

En él participan profesores de los colegios de la Red Educacional Ignaciana para que, inspirados en la espiritualidad ignaciana, adquieran un horizonte de sentido para la propia vida y asuman su rol como educadores y acompañantes en los procesos de formación de sus estudiantes, favoreciendo además la identidad de los colegios como Centros de Educación Ignaciana.

Desde el 2007 se está implementando este programa formativo que consta de tres etapas, cada una centrada en distintos hitos de la vida de San Ignacio (Loyola, Manresa y Roma), que orientan y dan sentido al módulo.

En el plan original del programa solo se consideraron tres períodos de formación con un carácter presencial. Sin embargo, con el andar del proyecto y la reflexión del equipo, se fue haciendo patente la necesidad de una etapa intermedia entre Manresa y Roma, que prepare a los participantes para su etapa final en este programa de formación personal.

“Previo a la experiencia de Roma, los futuros participantes irán recibiendo material de formación para profundizar algunas materias de espiritualidad, especialmente la vida de Ignacio de Loyola con énfasis en todo lo vivido entre Manresa y Roma, y también con temas de pedagogía ignaciana”, explica Bernardita Pizarro, Coordinadora del Área de Pastoral y Formación dela REI

París, la nueva etapa de carácter virtual, está siendo presentada a los “Manresa” de cada colegio. Ya comenzaron a vivir esta etapa los profesores de los colegios  Santa Catalina- San Alberto, La Misión, San Francisco Javier de Huechuraba, Carampangue, San Luis, San Ignacio El Bosque y San Ignacio Alonso Ovalle.

Además, el 20 de diciembre se realizó una visita del Padre Oscar Ávila, s.j., Asesor del Área Pastoral y Formación y Nelson Montaldo, Coordinador del Área Académica de la REI, a los participantes del programa en el colegio Padre Hurtado y Juanita de los Andes, donde se compartieron experiencias y se profundizó en algunos elementos de Pedagogía Ignaciana.